thumb
 21/04/2019

Titulares:

Muchos venezolanos regresan al pa├şs por crisis econ├│mica en Espa├▒a

A A
Muchos venezolanos que emigraron en los ├║ltimos a├▒os a Espa├▒a est├ín ahora regresando al pa├şs, debido fundamentalmente a la crisis econ├│mica. El flujo de emigraci├│n de Espa├▒a con destino a Venezuela ascendi├│ 17,5 % entre los a├▒os 2010 y 2011, seg├║n cifras del Instituto Nacional de Estad├şstica (INE) del pa├şs ib├ęrico. De Espa├▒a salieron con destino a Venezuela 7 mil 088 personas en 2010 en comparaci├│n con los 8 mil 332 que lo hicieron el a├▒o pasado.

Fabiola Figueroa Coronel, de 38 a├▒os, y su pareja, Yonatha Hern├índez, de 37, est├ín preparando todo para regresar a su natal San Crist├│bal, estado T├íchira, despu├ęs de haber vivido siete a├▒os en Torrej├│n de Ardos, comunidad de Madrid.
Por falta de oportunidades reales en Venezuela, en 2005 decidieron probar suerte en España, con la idea de regresar y comprar una casa en Táchira. Pero la severa crisis económica en Europa los obligó a regresar antes de cumplir el proyecto inicial. Vuelven a finales de este año como partieron: sin nada.

Tambi├ęn hay una tendencia a la baja en la emigraci├│n hacia Espa├▒a. Seg├║n las cifras del INE espa├▒ol, baj├│ 3% la cantidad de venezolanos que emigraron a ese pa├şs entre 2010 y 2011.

En 2010 ingresaron a Espa├▒a 12 mil 646 venezolanos mientras que en 2011 se redujo a 12 mil 289.

Saldo positivo
Sin embargo, todav├şa el n├║mero de venezolanos que est├í emigrando a Espa├▒a es mayor que el que regresa.

Cifras del INE reportan que para 2011 el saldo migratorio entre Espa├▒a y Venezuela (como pa├şs de nacimiento) fue de 3 mil 881, es decir, que fueron m├ís los venezolanos que ingresaron a Espa├▒a que los que salieron de ese pa├şs ese a├▒o. Esto se mide por la diferencia entre los que entraron y los que salieron.
Los hijos de espa├▒oles nacidos en Venezuela se registran en Espa├▒a como ciudadanos de nacionalidad espa├▒ola. Cuando se toma en cuenta la nacionalidad venezolana, el saldo migratorio es s├│lo 2.340.

La p├ígina del INE de Espa├▒a reporta para el 1 de enero de este a├▒o, que 64 mil 381 venezolanos viv├şan en ese pa├şs. Su promedio de edad es de 34,54 a├▒os.
En 2011, Espa├▒a recibi├│ de Venezuela 7 mil 735 inmigrantes. Seg├║n cifras del INE, ese mismo a├▒o 5 mil 396 venezolanos salieron de Espa├▒a con destino "al extranjero". Esto implica que todav├şa es comparativamente alta la salida de venezolanos hacia la Madre Patria, aunque cabe se├▒alar que Venezuela no se encuentra entre las colonias de extranjeros m├ís numerosas de Espa├▒a.
Este flujo migratorio se enmarca en el fen├│meno de emigraci├│n que vive actualmente Espa├▒a debido a la situaci├│n econ├│mica.

Tal es el caso del arquitecto Alberto Le├│n, de 55 a├▒os, quien se vino desde las Islas Canarias en 2009. Su historia tambi├ęn tiene que ver con problemas econ├│micos y el desempleo.

El saldo migratorio espa├▒ol, es decir, la diferencia entre el n├║mero de personas que entra a Espa├▒a y el que sale, registr├│ un negativo de 50.090 personas en 2011, a├▒o en el que se registra la mayor baja en el ├║ltimo lustro, seg├║n un reporte de la p├ígina de Radio y TV de Espa├▒a (www.rtve.es). Esto viene impulsado por la emigraci├│n de los propios ciudadanos espa├▒oles y de pa├şses como Ecuador (-11.926) y Marruecos (-20.425), con saldos migratorios negativos, es decir que son m├ís los que se van que los que ingresan al territorio.

La emigraci├│n tiende a crecer en Espa├▒a en los ├║ltimos a├▒os. Seg├║n el ├şndice de variaci├│n residencial que calcula el INE, aument├│ en 53% la cantidad de gente que se muda al extranjero entre el a├▒o 2008 hasta 2011.

Fabiola y Jonathan regresan a Venezuela con dos ni├▒as nacidas en Madrid. Ella es abogada y ├ęl oficial barnicero de madera. Esta habilidad le permiti├│ conseguir f├ícilmente trabajo en su ├írea. Aunque obtuvo su legalidad laboral, nunca logr├│ un empleo realmente estable.

Fabiola, que inicialmente pensaba que podr├şa trabajar en una oficina, pronto comprendi├│ que eso era ilusi├│n y se vio obligada a invertir su tiempo en empleos precarios atendiendo ni├▒os y "cachifeando". Lleg├│ a ganar hasta 75 euros a la semana.

La pareja decidi├│ venirse por las consecuencias de una alta tasa de paro en Espa├▒a (24,3% en junio, seg├║n la oficina estad├şstica comunitaria Eurostat). Jonathan es uno de los afectados. Est├í desempleado desde hace casi un a├▒o, y estuvo recibiendo unos un mil 100 euros mensuales por esa condici├│n.

Cifras del INE de Espa├▒a reportan que la cantidad de autorizaciones de trabajo concedidas a ciudadanos venezolanos se redujeron 58% entre 2008 y 2010.

La pareja de tachirenses dej├│ cada cual en San Crist├│bal a un hijo de un anterior matrimonio, por lo que enviaban remesas de al menos 50 euros mensuales para su atenci├│n. Venezuela no aparece entre los primeros 12 pa├şses en cantidad de remesas enviadas desde Espa├▒a, seg├║n la p├ígina www.remesas.org.

Entre 2008 y 2009 se redujeron en 5,4% las remesas desde la Comunidad de Madrid, cifra atribuida al desempleo entre la poblaci├│n de inmigrantes, seg├║n la misma fuente.

Fabiola identifica las razones para retornar: "Aunque hay problemas de integraci├│n, decidimos irnos porque se acab├│ el trabajo en Espa├▒a. Yo nunca he logrado hacer papeles aqu├ş y tener permiso de residencia. Siempre trabaj├ę por horas, soy una ilegal. No tengo prestaciones, se me han ido cerrando todas las oportunidades. Mi marido qued├│ desempleado y no encuentra trabajo. Sale todos los d├şas, le reciben el curr├şculo, pero no hay 'curro', le dicen. El dinero que termin├│ de recibir mi marido por el paro no significa nada aqu├ş, 5 mil euros en varios mesesÔÇŽ Ahora solo tiene la ayuda de 426 euros mensuales por el paro, porque ya se agot├│ el subsidio de prestaci├│n".

No tienen grandes expectativas por volver al terru├▒o: "O├şmos que todo es diferente a la Venezuela de hace siete a├▒os. La delincuencia es horrorosa. Aqu├ş las ni├▒as van al parque todos los d├şas y nadie las molesta, cada cual est├í en familia, con sus ni├▒os, compartiendo, no hay tiroteos ni roban alguna cartera", dijo.

Regres├│ de Las Canarias

Alberto Le├│n, arquitecto de 55 a├▒os, parti├│ en el a├▒o 2000 con su esposa y sus hijos de 9 y 12 a├▒os en el a├▒o 2000 y aterriz├│ en la isla Gran Canarias, cuando el empleo escaseaba en Venezuela y sent├şa que su futuro estaba comprometido por el proyecto chavista.

Los siete primeros meses fueron dif├şciles. Encontr├│ empleo en el ├írea de la construcci├│n en otra de las islas y se mud├│ sin la familia en enero de 2011.
Luego consigui├│ un empleo en Gran Canaria en una empresa familiar de construcci├│n como jefe de obras. All├ş estuvo cinco a├▒os hasta que estall├│ la crisis hipotecaria en Estados Unidos que repercuti├│ en Espa├▒a. En medio de la crisis, la compa├▒├şa lo mantuvo siete meses casi paralizado hasta que decidieron despedirlo. ├ël lo comprendi├│.

Con sus prestaciones, ahorros y un cr├ędito, Le├│n reuni├│ 100 mil euros y dise├▒├│ su proyecto propio: un bar de copas para ejecutivos. Abri├│ el 15 de mayo de 2008 y todo marchaba bien al principio. Pero su sorpresivo divorcio a los pocos meses lo desajust├│ emocionalmente. El negocio cay├│.

"Comenc├ę a buscar empleo de cualquier tipo, pero no consegu├ş ni para fregar platos. El mercado laboral estaba nulo. Al no resolver el problema emocional ni laboral, decid├ş salir de Espa├▒a a Estados Unidos, donde estuve tres meses, con mi familia y ex compa├▒eros de estudio", rememora Le├│n. El 3 de septiembre de 2009 regres├│ a Caracas.

"Mi reinserci├│n no ha sido f├ícil. Conseguir empleo a los 55 a├▒os es dif├şcil, el mercado laboral privilegia a las personas j├│venes". Ha tenido trabajos temporales como contratista hasta ahora, que trabaja para la Gran Misi├│n Vivienda Venezuela.

Piensa que en estos momentos no hay posibilidad de encontrar trabajo en Espa├▒a. "El desempleo ronda 24%, para los j├│venes est├í en m├ís de 40%. Mi hijo tambi├ęn est├í a punto de regresar. No recomiendo a nadie irse. Dentro de todo lo que pasa, nuestro pa├şs tiene un futuro promisorio", dice.



 Publicidad
 Twitter
 Publicidad