thumb
 20/11/2017

Titulares:

Lula da Silva enfrenta nuevas acusaciones de corrupción y lavado

A A

Un juez brasileño aceptó abrir un nuevo juicio contra Luiz Inácio Lula da Silva, por los crímenes de tráfico de influencias, lavado de dinero y asociación para delinquir.


La denuncia es fruto de las investigaciones realizadas en el marco de la conocida "Operación Zelotes", que desde 2015 investiga supuestas irregularidades en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales (CARF), departamento del fisco encargado de sancionar a los defraudadores de impuestos.


De acuerdo con la Fiscalía, Lula, intercedió ante su sucesora, Dilma Rousseff, para que el Gobierno prorrogara un incentivo fiscal que favorecía a las empresas fabricantes de vehículos.


A cambio de ese favorecimiento, dos consultores contratados por la industria automotor depositaron unos 735.000 dólares en una cuenta bancaria del hijo del expresidente, según la acusación.


SITUACIÓN JUDICIAL


Lula también fue acusado en la misma denuncia de interceder para que el Gobierno declarara a la empresa sueca Saab vencedora de la licitación abierta para la compra de 36 aviones caza.


De acuerdo con los abogados, las acusaciones contra Lula "ponen en tela de juicio a las Fuerzas Armadas Brasileñas", responsables por la elección de Saab, y "atacan" a todo el Parlamento del país, que prorrogó los incentivos a la industria automotriz.


La situación judicial de Lula, el presidente más popular de la historia de Brasil, se ha complicado en los últimos meses ya que es investigado en diferentes procesos.


En dos de los procesos anteriores es acusado de corrupción y en el tercero de intentar silenciar a un testigo que le señala como uno de los cabecillas de la red de corrupción que asaltó la petrolera estatal Petrobras.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad