thumb
 29/03/2017

Titulares:

SE DISPARAN LOS PRECIOS EN EL RUBRO DE VEGETALES Y TUBERCULOS Alto costo de la vida dice presente en el 2017

A A

Tras un recorrido por los principales comercios de Margarita se pudo constatar la variabilidad de precios en este nuevo año en lo que se refiere a los alimentos. Particularmente, con relación a los expendedores de frutas, verduras y tubérculos el incremento es sustancial.


La reacción de los ciudadanos no se hizo esperar. Algunas personas afirman que dichos aumentos proporcionados tiene mucho que ver con el aumento salarial integrado que ahora alcanza la cifra de 104.358 bolívares decretado por el Ejecutivo Nacional el pasado domingo 8 de enero. Creen que esto traerá lo que algunos expertos consideran un “efecto dominó” en la economía golpeada.


Inocenta Brasón, quien es propietaria de un comercio ubicado en la calle Fraternidad de Los Robles, de nombre ‘’Verduras Negro Primero’’ asegura que no tiene otra opción al momento de distribuir los productos frescos. “La gente chilla y chilla cuando ve los precios, compran lo necesario. Lo que les alcanza”.


Por ejemplo, el kilo de tomate, uno de los más preferidos por los comensales, ya marca la sorprendente cifra de 4.600 bolívares. El consentido por muchos para preparar salsas como la boloñesa o la nápoli poco a poco se está volviendo un producto inalcanzable para la mayoría de las personas, independientemente de su estatus social.


Brasón agrega: “No me queda de otra. El saco de tomate cuesta al mayor en el Mercado de Conejeros 130 mil bolívares. Por eso yo vendo el kilo a ese precio”. Cabe destacar que el mismo se vendía en diciembre del año pasado a 3.000 bs.


Otra de las más buscadas es la cebolla, que en la actualidad ostenta los 3.000 mil bolívares. Leonardo Pinto, quien es comprador frecuente del local alerta que todos los días hay un precio nuevo. “Tú compras algo una semana y resulta que la próxima ya tiene otro precio mayor. Esto es una locura. Este es el fin”, resaltó.


De tal manera, que la gente se las ingenia para buscar lo más económico. A simple vista se nota como las personas compran grandes cantidades de auyama, no sólo por su rico sabor, sino por el costo: ronda los 700 bolívares el kilo. La yuca además se mantiene “razonable”: 1.000 bolívares el kilogramo.


Hacer un “sancochito” con los amigos, como antes, no resulta nada módico. Pedro José Jiménez, trabajador del local calcula entre 15 mil bolívares hacer una buena sopa, sólo para cuatro miembros de una familia. “Eso poniendo un pollo no muy grande y dos kilos de verduras mixtas, a 1.400 el kilo, más la sopa Maggi, que también está por las nubes”, destacó.


En fin, indistintamente del gusto de los diversos paladares de nuestro gentilicio la gran pregunta de los margariteños es cómo hacen los pobres para paliar el hambre galopante que va en ascenso. Amanecerá y veremos, pero lo que si es cierto es que la situación ya se volvió insostenible para miles.


 


La gente busca lo más barato para preparar su plato favorito


Inocente Brasón: encargada del local de verduras “La gente chilla y chilla por los precios’’


El kilo de tomate ya ostenta los 4.600 bolívares


 


Joel Valdez / Fotos: Yober Fermín


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad