thumb
 29/05/2017

Titulares:

DESIDIA SE APODERA DEL LUGAR Vecinos de La Isleta II sufren por bote de aguas negras

A A

Desde hace dos años, aproximadamente, habitantes del sector La Isleta II claman a las autoridades por una solución al problema de aguas negras que impera al final de la calle 2 del referido lugar.


A pesar de las innumerables misivas que se han enviado a las autoridades competentes éstas no han sabido solucionar el problema que pone en riesgo la salud colectiva de la zona. El señor Víctor Rodríguez, miembro de la junta comunal, reseñó que recibieron una respuesta escrita del Instituto Autónomo de Vialidad y Transporte en la cual prometían la construcción de un canal que permitiría aglutinar de forma efectiva la conducción de las aguas pútridas. A la fecha de hoy nada se ha solucionado.


En el lugar citado lo que existe es un cráter de gran proporción anegado hasta el tope de aguas negras con sus consecuentes sustancias toxicas. Las mismas ya han hecho estragos en las familias locales. Jilnervys Guevara, madre de 2 pequeñines, de 4 y 2 años respetivamente, lamenta profundamente que sus hijos padezcan de patologías dérmicas como resultado del contacto directo o indirecto con estos fluidos. Según la parte médica les diagnosticaron dermatitis aguda que, dicho sea de paso, se complica un poco más tomando en cuenta la escasez de ciertos antibióticos en la región.


Los vecinos destacaron que 9 concejales se apersonaron al lugar de los hechos a principios de diciembre pasado, se tomaron fotos en la tronera, hicieron promesas a priori que el hueco estaría reparado a la brevedad y aún en el año nuevo la depresión persiste. Rodríguez reseñó que “incluso en el 2014 el gobernador Mata Figueroa en asamblea paralela con el consejo comunal se comprometió a darle pronta solución al pavimento”’, sin embargo, todavía se encuentran expectantes de lo que pueda hacer el ente gubernamental.


Así pues, en tanto el tiempo transcurre los angustiados vecinos se hallan impotentes, rodeados de desechos putrefactos que anega esta suerte de laguna negra, a merced de malos olores, agentes bacteriológicos que se encuentran a la orden del día y toda suerte de animales rastreros trasmisores de enfermedades. Hoy, los vecinos del sector solicitan angustiados la rápida intervención de los organismos competentes de vialidad y obras públicas para que se avoquen a la erradicación definitiva de este flagelo.


 


Así luce la calle 2 de La Isleta II


El hueco de agua infectada: “el asesino silencioso”


Víctor Rodríguez, miembro de la junta comunal: “El gobernador Mata Figueroa nos prometió en el 2014 solucionar este problema”


Jilnervys Figueroa, lugareña del sector: “Mis hijos tienen dermatitis aguda a causa de estas aguas”


 


Joel Valdez / Fotos: Yober Fermín


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad