thumb
 23/06/2018

Titulares:

Municipalidad de Maneiro celebr贸 a San Antonio patrono de Agua de Vaca

A A

La devoción religiosa a los patronatos católicos es un patrimonio de los pueblos venezolanos desde los tiempos coloniales y hoy en día sigue arraigado en la fe y tradición de cada localidad. Tal es el caso de la población de Agua de Vaca, sector vecino de Pampatar, que junto a la municipalidad de Maneiro, celebró a su patrono San Antonio de Padua, en la Iglesia filial en honor a este santo de origen portugués y desde la calle principal del pueblo.


La celebración religiosa fue oficiada por monseñor Fernando Castro Aguayo, Obispo de Margarita, en compañía del párroco de Pampatar y el séquito eclesiástico. Durante la homilía, el patriarca insular ofreció un mensaje de austeridad y penitencia, testimonio ofrecido en vida por San Antonio, quien quiso ser misionero mártir en marruecos, con tal de que Cristo fuese conocido y amado.


“La vida santa no es para gente especial o privilegiada –dijo Monseñor- es para todos en cada acto de nuestra vida, la santidad requiere que conozcamos a Dios y sólo lo conocemos con la Santa Escritura”. Continuó su mensaje con la reflexión de que, buenas personas crean buenas instituciones y San Antonio, fue testimonio de esto, dijo.


Discurso por la Igualdad


La sesión solemne ofrecida por el Concejo y la Alcaldía de Maneiro se vistió de un ambiente familiar y popular, con el gentilicio que caracteriza a Agua de Vaca. Durante el acto se otorgaron distinciones y reconocimientos como Hijos adoptivos, título ofrecido por la comunidad, entre otros, al concejal Freddy Rojas; Patrimonio cultural viviente como en el caso de Norberto Guerra y matrona de la comunidad del cual fue investida doña Paulina Guerra.


También se entregaron reconocimientos en el ámbito profesional mérito al trabajo, deportivo, líderes comunales y en ambiente religioso a los cargadores de San Antonio de Padua.


El Prof. Richel José López, nativo de Apostadero, fue el orador de orden durante el acto, siendo presentado por la profesora Andrea Del Valle Malavé Figueroa, quien elogió los logros personales y profesionales del discursante, atribuyéndoselos a sus dotes familiares.


Luego de una semblanza histórica de la imagen de San Antonio en la comunidad y de la construcción de la iglesia, narró parte de la biografía de Fernando Martins, verdadero nombre de este santo, canonizado por el papa Gregorio IX.


Ofreció un paseo por los más importantes momentos en la cronología de la población de Agua de Vaca en torno a la fe en su Santo Patrono. Ya en las referencias modernas, señaló el interés de algunos políticos en mantener el poder y dejar a un lado las necesidades y la realidad de la población.


Criticó seriamente la falta de alimentos entre la comunidad, la casi nula producción y las consecuencias nutricionales y de salud para sus vecinos. En este orden de ideas, invitó a reactivar la agricultura en el sector, para contribuir con el autoabastecimiento. Lamentó la desfiguración del pensamiento bolivariano y llamó a la reflexión para que se retomen verdaderamente las enseñanzas del Libertador.


Como docente, formado bajo la concepción de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Upel, abogó por el sistema educativo venezolano, para que los niños y jóvenes puedan desarrollarse como personas útiles al país, evitando los adoctrinamientos al servicio de intereses partidistas. Invitó a los presentes y a quienes le llegue este mensaje, a que luchen por la libertad y la igualdad, donde las sociedades puedan recuperar la estabilidad política y económica.


 Publicidad
 Twitter
 Publicidad